¡ Cambiarlo todo !

Quería cambiar mi vida pero no sabía cómo hacerlo. Todo iba mal, un trabajo poco interesante, un marido que no me mirada desde hace años y uno hijos que crecían sin hacerme caso. Desde hace 10 años daba vueltas sin saber qué hacer para cambiarlo todo. Por casualidad, buscando en internet, rellené su formulario. No creía demasiado pero no costaba nada y lo intenté. Seguí sus consejos, sus rituales y poco a poco las cosas cambiaron. Todo volvió a su sitio, casi como por arte de magia : nuevo trabajo super interesante, un marido que vuelve a estar enamorado y unos hijos que me miran de manera diferente, con respeto. Escribiéndole, no podía creer que fuera posible un día. Gracias Melania, muchísimas gracias.

Caroline – Paris (Francia)

 

He recuperado la alegría de vivir…

Por extrañas circunstancias de la vida, había perdido el afecto de los míos. Había perdido también una gran parte de lo que poseía materialmente y lo que es más grave, no tenía más contacto con la gente que amaba. Con su ayuda, salí de mi aislamiento, recuperé poco a poco la alegría de vivir y recuperé naturalmente las relaciones con los demás. De manera gradual, mi vida volvió a hacerme feliz. Las personas que amo vuelven a estar a mi lado y ahora sé darle un precio a los valores esenciales de la vida. Sin su ayuda y un poco de espiritualidad no estaría donde estoy. ¡ No sé como darle las gracias !

Felipe E. Alicante - España

 

No puede imaginar...

Melania, sé que ve cosas pero estoy segura que no puede imaginar hasta que punto ha cambiado mi vida. No me sentía bien conmigo misma, me sentía fea y gorda, ningún hombre me miraba. Estaba en mi burbuja y me decía que me quedaría así toda la vida, no tenía suerte. Y usted me escribió, me dije que no tenía nada que perder y tenía razón !!  En unas semanas, gracias a sus rituales me vida se transformó por completo, me siento bien y tengo un novio al que quiero muchísimo. ¡ Qué felicidad ! Muchas gracias.

Carla - Cádiz - España

 

¡ El dinero no da la felicidad !

Se suele decir que el dinero no da la felicidad. Pues bien, puedo decirle que seguramente sea cierto cuando se tiene todo lo que se necesita. Pero yo no tenía nada, un mal divorcio y lo perdí todo. Iba de un trabajo a otro y no sonreí mucho estos últimos años. Pero todo cambió cuando recibí sus predicciones, veía claro mi futura vida y pude evitar algunas trampas. Es así que salí de esa mala fase. Se acabo la espiral infernal y es gracias a usted. Con toda mi amistad,

Pedro – Caracas - Venezuela


Por fin una nueva vida…

Hacía varios años que había perdido toda esperanza, vivía sola desde el fallecimiento de mi marido en un accidente de trabajo. Estaba desesperada y pensaba que no encontraría nunca a otra persona. Le pedí ayuda y no sé que es lo que pasó que me sentí mejor y unas semanas más tarde, conocí en mi trabajo a un hombre que nunca había visto. Ya no nos separamos. Mil gracias Melania.

Ana – Miami – Estados Unidos


Usted ha cambiado mi vida…

Soy un artista pintor no conseguía vivir de mis pinturas. Mis cuadros estaban apagados... como estaba mi vida en ese momento. Ya no me aceptaba más. Esto era antes de conocernos. A partir de nuestros contactos, encontré la serenidad y vuelvo a ser un artista. Vivo de la venta de mis cuadros y tengo mucha energía. Muchas gracias, usted ha cambiado mi vida.

Carlos D. Madrid - España

 

Se acabaron las deudas…

Es tan fácil que me pregunto por qué no lo he hecho antes. Trabajo duro desde hace años y sin embargo no consigo llegar a final de mes. Es un lío siempre y sinceramente no puedo más. ¡ Estoy harta ! Es por eso que decidí pedir ayuda. De todas maneras no tenía nada que perder (en cualquier caso es lo que siempre me dije…). Y es cuando me quedé con la boca abierta. En menos de tres meses, nuevo trabajo, nuevo salario, nuevo apartamento, aún no me lo creo y sobre todo ya no tengo deudas. Muchísimas gracias Melania.

 

Julia P. – Navarra - España

 

El error de mi vida corregido…

Melania, no soy muy bueno escribiendo lo que siento pero puedo decirle que antes de que me ayudara creía ser el mejor. Sin embargo, mi mujer me dejó. Supo encontrar las fórmulas o los rituales, no sé realmente como hay que llamar a esto pero le escuché, hice lo que me dijo y gracias a usted pude recuperar el contacto con mi mujer. He cambiado, Melania y no me lo puedo creer, nuestra pareja es más feliz que nunca. Gracias.

Isaac G. – Cuenca – España

 

¡¡¡ Dirijo mi propia tienda !!!

Mi vida ha cambiado tanto que tenía que escribirle para agradecerle. Mi historia es muy sencilla: hace un año trabajaba en un pequeño supermercado ordenando los productos en las estanterias. Me pagaban mal y me aburría. Le contacté, leí atentamente sus e-mails y hoy dirijo mi propio supermercado. Tengo cuatro empleados y soy el hombre más feliz. Otra vez, muchas gracias.

Gregorio- Barcelona

 

Una nueva casa sin mudarse…

Si le escribo esta carta es para decirle lo contenta que estoy hoy.

Vivía desde hace muchos años en una casa que me gusta mucho, es muy bonita y luminosa. Pero sin embargo, no me sentía cómoda cuando llegaba a mi casa, estaba contenta pero unos minutos después de haber entrado, tenía un extraño sentimiento, como un peso en mis espaldas. Lo estropeaba todo. Había decidido irme de allí y buscaba otra casa cuando le pedí ayuda. Y créame si quiere, lo que hicimos juntas fue increíble, no dejaré nunca más mi casa, está transformada. Respira felicidad. ¡ Qué Dios la proteja !

Irina G. – Smolensk – Rusia

 

¡¡¡ Una nueva vida !!!

Melania, no es complicado, aquí está mi situación : he ganado tanto dinero en los negocios este año que no me lo creo. Los años anteriores, ganaba mi vida pero siempre iba justo. Había más malos negocios que buenos. Y entonces, pedí ayuda rogando para que mi negocio funcionara ! Y esto es lo que pasó, hice lo que me dijo y tengo muchísimos clientes. De verdad, muchas gracias, no me averguenza decirlo: ¡ adoro mi éxito !

Carlos – Pontevedra

 

¡ Mis hijos en un gran colegio !

Tenía un sueño, enviar a mis hijos en un gran colegio. Pero el problema era sencillo, vivo muy lejos de la universidad y no pueden volver todos los días. Por eso hay que alquilar algo y es caro. Demasiado caro. Yo, no fui a la universidad y quería que mis hijos fueran, por eso pedí la ayuda que recibí. Ahora me siento orgullosa de decir que mis hijos irán a la universidad para hacer grandes estudios.

Aves toutes mes amitiés.

Elena - Burgos

 

 

 

Testimonios

Actualidades